De Buen Humor

10/03/2017 Buen Humor  No Comentarios

-Nada se crea, nada se pierde dice el profesor de filosofía en una reunión.

Y una dama que lo está escuchando, contesta:

-Es muy cierto, profesor. Por ejemplo, todos los años que Yo me quito, se los añado a mis amigas.

-Mi general, vengo a suplicarle permiso para unos días. Mi mujer está enferma y debo ir a cuidarla.

-¿Cómo se atreve a anteponer sus deberes familiares a los patrióticos? ¡Estamos en guerra; piense que la patria también está enferma!

-Ya lo sé, mi general, pero la patria dispone de un millón de soldados para cuidarla, mientras que mi mujer sólo me tiene a mí…

Al general no le quedó otra alternativa que conceder el permiso.

El millonario al pretendiente de su hija:

-¿Y cómo puede garantizarme que tiene aptitudes para los negocios?

-Vea usted la facilidad con que he sabido conquistar a su hija…

El sargento de instrucción, al frente de sus hombres alineados, ordena que todos levanten la pierna derecha. Uno de los reclusos se equivoca y levanta la izquierda. El sargento, que observa desde una punta, ve dos piernas juntas y grita:

-¿Quién es el bruto que ha levantado las dos piernas a la vez..?

-Este bulto que tiene usted en la cabeza indica el doctor- testimonia un carácter muy feroz.

-Sí, doctor, muy feroz, pero no el carácter mío…!el de mi mujer! Que me hizo el bulto de tremendo garrotazo…

Sucedió en Escocia.

McFarlan estudia con su mujer la situación económica del hogar. Al acabar, deja el lápiz, suspira y dice:

-Hay que hacer economías. Hay que vender el perro… De hoy en adelante, Yo mismo ladraré cuando sea necesario.

Un reo condenado a la silla eléctrica mandó llamar urgentemente a su abogado para decirle:

-¡Me van a achicharrar esta tarde! ¡Vea a ver qué puede usted hacer por mí!

-El abogado reflexionó gravemente, y luego se marchó, volviendo a la celda al, poco rato…

-¡Ya está todo arreglado! le dijo a su defendido-, No tema nada.

-¿Qué? ¿Obtuvo mi libertad..?

-No. Todo lo que he podido hacer ha sido desconectar los cables de la silla.

Dos amigos están en el café. Uno de ellos observa que el otro está con los ojos fijos en la puerta de salida, y al fin le pregunta:

-¿Qué tanto miras hacia allá?

-Estoy vigilando que no se lleven mi abrigo. El tuyo desapareció hace diez minutos…

En la relojería:

-Vengo a que me componga este reloj de pared.

-¿Cuál reloj..? Esto que usted me trae no es más que un péndulo…

-Es que el péndulo es lo único que se ha parado

Resulta que don Jorgito Someyera se caso con una hermosa muchacha mexicana- portuguesa (sus padres eran de Río de Janeiro), de solo 26 añitos bueno, pues ya lo sabemos todos: billete mata deficiencias- y pues se fueron de “luna de miel”, precisamente a Brasil…de donde regresaron, eso sí!..bien tostaditos por el sol: consecuencia de los paseos todos los días por las arenas de Copacabana.

…Y sucedió, como era de esperar, que apenas aparecieron ante la familia, los nietos “mala-madre” (como les llamaba el abuelo), asediaron al viejo con las preguntas de rigor:

-Y, bueno, abuelo, ¿cómo estuvo esa “mula de hiel”, eh?.. ¿Qué tal de sexo?…

Y respondió el más viejo de la familia…

-¿Sexo?.. Pues casi todos los días!..

A lo que entró la señora esposa del abuelo, más rápidamente que una centella:

-¡Sí!..Sí… ¡Casi todos los días!…  “casi” el lunes…”casi” el martes…”casi el miércoles…

Leave a reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>