Éxito del mes de Mayo Don Zeferino García Propietario de EXPRESION OAXAQUEÑA

05/16/2014 Exito Latino del Mes  No Comentarios

DON-CEFE-PORTADA-2-publicidSi quieres hacer reír a Dios cuéntale tus planes….esa es una frase tan popular y bien dicha, puesto que hay veces que lo que uno se propone no sale.  Uno estudia una carrera y termina haciendo otra cosa, uno piensa que será dueño de una tiendita y termina convirtiendose en todo un empresario. Hay veces que dejar el pueblo es sólo un sueño y aventarse a lo desconocido da miedo, a veces uno pierde o gana y hay veces que sin darte cuenta te conviertes en la inspiración de muchos.  La belleza de la incertidumbre de el juego de la vida.  Don Zeferino García es Éxito Latino…sin duda.  Vivo ejemplo de lo que significa LEVANTARSE DESPUES DE CAER, LUCHAR, ARRIESGAR pero más que nada  es un ganador por tener es esa fe y saber que los problemas son sólo obstáculos en el camino, el creyó que merecía mas y lo consiguió.  Su fe, motivación y confianza en si mismo lo llevó de su pueblo a Los Angeles, donde hoy presume de 5 negocios y donde con orgullo nos enseña y educa sobre la cultura Oaxaqueña.  Su música, mágico dialecto Zapoteca y  claro la increíble comida hacen de Expresión Oaxaqueña un escape a Oaxaca y a este hombre un ejemplo a seguir. Pero para conocer mejor a Don Zeferino vamos a dejar que el nos cuente su historia en sus propias palabras, dejemos que esta historia de superación nos inspire a soñar y creer que merecemos ser exitosos!

“Llegue a Los Angeles en 1986, mis planes eran estar aquí un año juntar un dinerito y regresarme a mi pueblo. En Oaxaca ya había estudiado para ser maestro pero yo sabia que no quería quedarme como maestro toda la vida.  Inspirado por mi abuelita que tenia una tiendita yo quería tener algo igual. Con ella yo pase mucho tiempo, se podría decir que ella me crío.  La acompañaba a mi abuelita a vender flores, mezcal y productos del pueblo en ocasiones también vendiamos comida, hay veces en las que todavía recordarla me llena de nostalgia.  Cumplí mi promesa de regresar al pueblo después de ese mencionado año, pero en realidad no fue mucho lo que puede juntar y esos $3.000 dls que junte se me acabaron en unos meses y no me quedo otra que regresarme a Los Angeles.  Yo sabia que tenia que estudiar y me propuse aprender Ingles.  Me iba a las clases de la noche mientras trabajaba haciendo limpieza en un restaurante. Siempre buscando la superación fui ascendiendo a lava platos, “basboy” limpia mesas y finalmente cocinero posición en la que estube 5 años.

Uno nunca tiene idea de cuando el destino nos va a cambiar la historia, presentar esa oportunidad o persona que cambiara nuestro camino…hay veces que uno inocentemente sale de la casa sin saber que ese día su destino cambiara para siempre.  Y así fue para Don Zeferino un día  salió a la calle sin saber que ese día su vida empezaría a cambiar….

Me gusta salir a caminar y un día mientras andaba por centro de Los Angeles camino a Beverly Hills mire un señor americano que tenia un carrito de hotdogs y con el afán de practicar el poquito Ingles que ya sabia me puse a platicar con el.  Me dijo que le iba bien con su carrito pues en tan solo 4  o 5 horas hacia como $80.00dls.  Sin esperar mucho tiempo compre mi carrito de hotdogs que me costo $2,300dls  ese fue mi primer negocio, anduve batallando para buscar una buen lugar, encontré uno en la esquina de la Pico Blvd.  en ese año fue el terremoto de Northridge y mucha gente fue a pedir ayuda a esa oficina de asistencia pública y me llegaba mucha clientela y empecé a ganar muy bien, siempre he sido una persona exigente conmigo mismo, me levantaba  a las 3 o 4 de la madrugada, aunque lloviera, preparaba mi carrito y me iba a la misma esquina, llegaba y barría el lugar para que se viera limpio y presentable,

Lamentablemente el camino al éxito no siempre es fácil, y en ocasiones uno sin querer puede descuidar a su familia e hijos haciendo justamente lo que haces para cuidarlos y protegerlos.  Don Zeferino también experimento tristeza, problemas y dolor mientras se abría camino con su negocio…

Enfocado  y completamente entregado en mi trabajo descuide a mis hijos, cosa que no le gusto a mi ex-esposa. Tratando de recuperar a mi familia y pasar mas tiempo con ellos  termine descuidando el negocio.  Fueron tiempos difíciles pues al descuidar el negocio bajaron las ventas, bajo el dinero subieron los problemas con mi familia y para acabarla hubieron cambios en el sistema de ese edificio que la gente dejo de ir, al final mi negocio quebró y mi ex-esposa me pidió que me fuera de la casa por las buenas o con una orden de restricción y pues me tube que salir.  Tres meses después una paisana mía me dijo de un local sobre la Pico y la Western que se rentaba por $350.00 dls. Como era yo solo pensé en usar el local para vivir y como negocio.  Los Oaxaquenos somos muy unidos y tratamos de solidarizarnos, un amigo mío que era pintor me regalo pintura para arreglar el local, mi compadre me regalo madera, otro amigo carpintero se ofreció en hacerme muebles es su tiempo libre, y me hizo mi primer estante, otro amigo que tenía su negocio en Santa Mónica me ofreció $1,200.00 en mercancía para vender y así abrí mi primer tienda Expresión Oaxaqueña  a principios de 1998.  Con una caja de zapatos como registradora, todavía recuerdo que mi primer venta fue un cassete y todo lo apuntaba en unos cuadernitos que todavía tengo. En ese tiempo yo había grabado un CD con mi música y llene toda la pared con mi CD para que se viera la tienda llena.  Poco a poco empecé a vender pan de Oaxaca, Quesillo, mole, chocolate.  No fue fácil, yo vivía en ese local y me tocaba bañarme en el fregadero, el edificio era viejo y en invierno el agua se ponía bien fría, pero cuando quieres hacer algo lo haces hasta para bañarte.  Lo mas difícil es el primer jícarazo y ya después todo esta en acostumbrase. Yo quería hablar con mis hijos pero lo tenia prohibido y pues yo platicaba con el cielo y le decía que yo iba a tener algo que yo iba a ser diferente, mis amigos me hacen burla porque yo les decía que platicaba con los árboles y les decía que ellos estaban de testigos de que yo iba a echarle ganas y a salir adelante. Con mi parrillita eléctrica yo ponía frijoles y mis 3 o 4 tortillitas salvadoreñas que me vendían por .25c y un poco de quesillo del que vendía y ese era mi alimento. Así batalle por 5 años, con el tiempo la gente venia y me preguntaba que si yo sabia donde vendían Tlayudas ya echas y yo los mandaba a un restaurante que había en la Normandie.  Fue cuando se me ocurrió abrir un restaurante y mandarlos a mi restaurante, note que en Diciembre la gente busca masa y decidí comprar mi maquina y vender mis tortillas.  Me tomo casi 2 años, abrir este restaurante que empezó como una tienda y comida para llevar pero así se fue extendiendo.  Con el tiempo conocía alguien y me volví a casar. ella y yo  abrimos otra  tienda parecida a la primera que abrí, entre la 8th y la Normandie y  luego tuvimos la oportunidad de comprar otro local, en el mercado  Benito Juárez tenemos una tortillería, una panadería, carnicería, y un comedor.  Y aunque mi esposa no tiene muchos estudios me ayuda bastante a ella le gusta trabajar y me apoya en todo.  Negocios no estudiamos pero la misma necesidad te enseña. La gente cree que es rápido pero no es así todo tiene un proceso.  Yo  platico con mis amigos de ese ser que nos mira que eres trabajador, o que se desvela, que luchas y dice a ese le voy a dar su tiendita lo voy ayudar a que salga adelante porque se que lo va a poder manejar. Que tantas ganas le pones a las cosas que quieres y pues nos va bien. Yo empecé de menos $0 pues cuando me separe de mi primera mujer estábamos casi $20,000 endrogados.  Pero con mucho trabajo esfuerzo y ganas se fue dando poco a poco.

La comida de Expresión Oaxaqueña tiene vida, tiene corazón y tiene alma.  Sus platillos típicos como la Tlayuda, los moles, los tamales están hechos del corazón para el deleite de quien tenga la suerte de probarlos.  El Taco de la abuela una creación original de la “abuelita” de Don Zeferino, platillo que tiene una historia que contar….

El “Taco de la Abuela” es en recuerdo de mi abuelita que nos hacia tacos cuando nos ibamos al campo a cuidar a los animales o a cortar milpa cuidar el cáfe. Mi abuelita nos ponía una tortilla con salsita o frijoles y una ánfora de cáfe. Ese era nuestro alimento. Fue que vino la idea de servir el taco de la abuela. Pero ese plato esta inspirado en la niñez que llevamos. Es importante enseñarle a los niños nuestra cultura y amor a nuestras raíces.

Cuando a “Don Zefe”, como me dicen sus amigos, se le pregunta si el, sabia que iba a llegar a ser lo que es hoy, el contesta con la humildad que lo caracteriza, y lleno de palabras sabias, de experiencias propia y fe en sus sueños. ….

Yo sabia que de hambre no me iba a morir.            Mi abuelita me enseño que si me levanto temprano, madrugo, trabajo duro nunca me va a faltar la comida pero si soy flojo, borracho y no hago nada de mi vida no voy a estar bien. Esos consejos de duro trabajo y perseverancia fueron los que me hacían sentir que no me iba a morir de hambre  pero jamás pensé que yo iba a ser un empresario o tener  5 negocios. Si, me sorprendo de ver  hasta donde llegue. Se que el ser supremo me dio varias lecciones, como andar descalzo en mi niñez, batallar con mi carrito de hotdogs por las calles de Los Angeles, usar un pantalón remendado se lo que es dormir con frío sin tener cobija, perder mi familia todo eso me enseño la vida. Pero la humildad es muy importante, no tengo nada que presumir, hay gente que me conoció descalzo, gente que me conoce desde que empecé en la otra tiendita y mis propios clientes están muy orgullosos de mi.  Ellos recuerdan como empecé y les da gusto mi éxito. Justo tengo un programa los Sábados en la 1330 con un amigo que tiene negocios y la gente me pregunta como si el es mi competencia, pero yo pienso que para todos hay, que si le va bien que bueno. La envidia es mala y lo que les deseas a otros se te regresa. Hay que siempre desearle cosas buenas a los enemigos si uno los tiene y a la competencia pues si alguien tiene negocio es porque les ha constado y se han sacrificado, que si alguien tiene un buen carro es porque sabe ahorrar dinero, trabaja mas horas etc…sabemos que nada cae el cielo.

Yo les doy de consejo que no se desvíen, que no se pierdan en las drogas que se junten con personas con las mismas ideas. Cuando chico tenia amigos que se molestaban porque yo no me quería juntar con ellos cuando tomaban y ahora los veo y muchos son alcohólicos, es importante rodearte de gente positiva.  Las oportunidades están para el que tenga visión en donde sea cualquier país yo estoy agradecido con este país y toda mi clientela que me apoya y a toda mi familia. Estados Unidos esta lleno de oportunidades pero las oportunidades pueden estar ahí pero si no te sabes enfocar nunca vas a realizar tus sueños.

 

Para donde va Don Zeferino?

En corto plano me gustaría ver que mis chiquillos aprendan el Zapoteco. Tengo también un grupo de niños que tenemos toman música mi idea es que salgan profesionistas es inspirarlos y motivarlos. Yo tomo clases de música y no es solo por querer se músico sino porque es una disciplina. Quiero que los niños y hasta los padres vean que cuando quieres algo no importa la edad que tengas mientras le eches ganas y tengas mucha disciplina nada es imposible.

Sandra Martínez asistente en  manager  nos  describe al Sr. Zeferino como una persona humilde, dadivosa y muy trabajadora, le gusta ayudar a la gente de su  comunidad y a quienes lo necesitan, es innovador, genuino e inspira, como  jefe es muy generoso y amable.  Don Zeferino Agradece fuertemente a todos sus amigos, empleados, fieles clientes su compañera de vida y apoyo su esposa Maria Francisco, sus 5 hijos y todos aquellos que durante toda esta jornada lo han apoyado y siguen apoyando.

Doña Dionisia sin duda  estaría muy orgullosa de su  nieto y  pues con sus consejos y buen ejemplo hoy don Zeferino ha logrado ser un ÉXITO LATINO

 

Visite a Don Zeferino en Expresión Oaxaqueña

3078 W. Pico Blvd

Los Angeles, CA 90006

 

La Mayordomia

5892 S. Broadway

Los Angeles, CA 90003

 

Expresión Oaxaqueña

3301 W. Pico Blvd

Los Angeles CA 90019

 

Mercado Benito Juárez

3270 W. 8th St

Los Angeles, CA 9005

 

Oaxaca Town Cafe

3080 W. Pico Blvd

Los Angeles, CA 90006

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Leave a reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>